LA INMIGRACIÓN PARA LAS PERSONAS FINANCIERAMENTE INDEPENDIENTE

FRANCIA

FRANCIA: NUESTRA MISIÓN

En Inimex nos dedicamos a brindarle la mejor asistencia para que su mudanza a Francia sea lo más sencilla posible. Nuestro equipo de abogados de inmigración especializados en Francia está siempre disponible para responder a cualquier pregunta que usted pueda tener para tomar una decisión con la mejor información, y le ayudarán a preparar todos los documentos necesarios para solicitar la visa apropiada en su país de origen.

Contamos con traductores jurados experimentados, que se asegurarán de que sus documentos estén listos para ser entregados a todas las agencias gubernamentales. Nuestro equipo local será el primero en darle la bienvenida cuando usted llegue a Francia. Con oficinas en París, Niza y Toulouse, servimos a toda la nación y estamos bien equipados para abordar cualquier posible adversidad durante su transición.

Los especialistas de Inimex lo acompañarán a usted y a su familia en cada paso en el proceso de inmigración, ya sea en la realización de su entrevista con los funcionarios, en la realización de exámenes médicos o en la obtención de su primer permiso de residencia en la oficina de la prefectura local. Además, los miembros de nuestro equipo también incluyen especialistas en bienes inmuebles que pueden ayudarle a elegir su casa perfecta, asesores en educación que pueden sugerir las mejores escuelas posible para sus hijos, y expertos médicos que pueden organizar un seguro médico apropiado para usted y su familia.

Inimex también realiza el seguimiento de cada cliente hasta el más mínimo detalle: gestión de viajes, recibos de luz, convalidación de licencias de conducir y cualquier otro asunto que se le presente. Estamos orgullosos de ofrecer el servicio más completo para que pueda empezar de la mejor manera su nueva vida en Francia.

Si tiene alguna pregunta, nuestra oficina en Francia le atenderá por teléfono, WhatsApp y Viber (+33-621-662-009) o por Skype (Linimex).

FRANCIA: VENTAJAS DEL PERMISO DE RESIDENCIA

Una vez finalizado el traslado a Francia, usted y los miembros de su familia obtendrán un primer permiso de residencia. Así podrá disfrutar de las siguientes ventajas:

    1. Entrada sin visado para todos los países del Acuerdo Schengen;
    2. Solicitud de visa acelerada y simplificada para los Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, y más;
    3. El mejor sistema de salud del mundo, reconocido por la Organización Mundial de la Salud;
    4. Francia tiene un sistema educativo excepcional: es prácticamente gratuito estudiar en campos que de otro modo serían caros, como la medicina, el derecho o la ingeniería;
    5. Un costo de vida relativamente bajo, como la vivienda, los gastos diarios y el transporte, especialmente en comparación con muchas áreas urbanas desarrolladas en todo el mundo;
    6. Infraestructura moderna: Francia cuenta con un sistema de transporte público líder en el mundo que incluye el tren bala TGV, excelentes condiciones de carretera, Internet de alta velocidad y mucho más;
    7. Una cultura acogedora: Francia es muy tolerante con los inmigrantes, sea cual sea su procedencia. Existen programas especiales que le ayudan a integrarse a un coste mínimo;
    8. Una base migratoria diversa: seguramente encontrará a otras personas de su país de origen para que nunca se sienta solo. Siempre encontrará restaurantes y supermercados que ofrezcan las comodidades que necesite;
    9. Disfrutará de una perspectiva local sobre el mundialmente famoso vino, queso, gastronomía y la escena gastronómica francesa en general;
    10. Clima confortable: si le gustan los cambios, Francia tiene divisiones claras de las cuatro estaciones; y si disfruta del sol, el sur ofrece más de 300 días de sol al año;
    11. Regalos naturales: de las playas mediterráneas a los Alpes nevados, usted encontrará lo que desee en la naturaleza francesa;
    12. La posición geográfica central de Francia significa que usted puede viajar al resto de Europa a precios asequibles, además, Francia tiene algunas de las tarifas aéreas más bajas hacia América del Norte, África y Asia.

FRANCIA: CONDICIONES

Para satisfacer las condiciones descritas por las leyes de inmigración francesas como un solicitante individual con un alto poder adquisitivo, usted debe cumplir con los siguientes requisitos:

1. Disponer de los fondos suficientes para su manutención en Francia;
2. Deberá obtener una dirección en Francia (Inimex puede ayudarle a comprar o alquilar su primera vivienda francesa);
3. No trabajar en Francia.

FRANCIA: FAMILIA

Su cónyuge e hijos menores de 18 años están incluidos en su solicitud y obtendrán el mismo estatus migratorio y el mismo permiso de residencia.

FRANCIA: LEGISLACIÓN

En Inimex, cumplimos estrictamente con las leyes de inmigración francesas para realizar todos nuestros procedimientos. Si desea saber más sobre los detalles de las leyes que regulan la inmigración de personas adineradas, consulte los siguientes códigos: Code de l’entrée et du séjour des étrangers et du droit d’asile: articles L.313-6, R.313-6, L.315-1.

FRANCIA: CIUDADANÍA

Si desea obtener la nacionalidad francesa, Inimex Inc. le asistirá paso a paso en el proceso de obtención de la misma.

Hay varias maneras de obtener la nacionalidad francesa. Sin embargo, por norma general, puede solicitar la nacionalidad francesa si ha residido en el país durante al menos 5 años. También puede obtenerse por matrimonio, adquisición o nacimiento en las condiciones establecidas por la ley.

FRANCIA: DOCUMENTOS

Aquí le proporcionamos una lista de la documentación necesaria para trasladarse a Francia como persona adinerada. Tenga en cuenta, sin embargo, que los documentos necesarios no pueden limitarse a estos artículos, ya que personalizamos la base de casos de cada cliente en función de la situación y las demandas. Inimex está aquí para ayudarle en caso de que necesite ciertos documentos, como el registro de una escuela francesa para sus hijos, o una dirección en Francia.

    1. Pasaporte y DNI (copia de su(s) página(s) de identificación);
    2. Certificado(s) de nacimiento y/o matrimonio (si corresponde);
    3. Diploma(s) (si procede);
    4. Seguro de enfermedad a todo riesgo en territorio francés;
    5. Documentos que demuestren recursos financieros suficientes para vivir en Francia, tales como una carta de referencia del banco, prueba de ingresos profesionales o empresariales, prueba de pensión, etc;
    6. Libro de vacunación (para niños menores de 16 años);
    7. Certificado escolar (para niños menores de 16 años);
    8. Inscripción de su hijo en una escuela francesa;
    9. Carta de motivación;
    10. Una escritura de propiedad o un contrato de arrendamiento de una casa o apartamento en Francia;
    11. Una carta firmada confirmando que no trabajará en Francia durante su estancia;
    12. Certificado de antecedentes penales.

FRANCIA: PROCESO

Este es el procedimiento que usted seguirá hasta la adquisición final de la ciudadanía francesa Inimex. Tenga en cuenta, sin embargo, que a veces el proceso puede cambiar debido a la política, la ley, la situación familiar y otras razones, por lo que esta lista es sólo para su referencia.

    1. Le ofrecemos un asesoramiento completo sobre: el proceso de inmigración a Francia, los procedimientos para obtener un permiso de residencia, las cuestiones relacionadas con la educación, los seguros, la integración, la asistencia sanitaria, la administración y otros aspectos relacionados con su traslado a Francia;
    2. Deberá preparar y formalizar todos los documentos necesarios y hacérnoslos llegar;
    3. Nuestros traductores jurados traducirán todos los documentos al francés;
    4. Deberá venir a Francia para abrir una cuenta bancaria y alquilar/comprar una propiedad, o, si no puede venir a Francia, podemos representarle como apoderado;
    5. Le ayudaremos a contratar un seguro médico integral francés;
    6. Preparamos su expediente de inmigración y solicitaremos un visado ante las autoridades francesas competentes;
    7. La visa será entregada por un servicio consular pocas semanas después;
    8. Al llegar a Francia y se acude a la OFII (Office Française de l’immigration et de l’intégration), donde se obtiene un permiso de residencia – prueba de tu estatus de residencia legal en Francia. Sus hijos menores de 18 años obtienen una tarjeta válida por cinco (5) años;
    9. Durante el primer año en Francia puede cambiar su permiso de conducir por uno francés;
    10. Sus cinco (5) primeros permisos de residencia son válidos por un (1) año, renevables anualmente;
    11. Le ayudamos a solicitar una tarjeta de residencia permanente, válida durante diez (10) años, una vez que haya vivido en Francia durante al menos cinco (5) años;
    12. Por último, le ayudaremos a solicitar la ciudadanía francesa una vez que haya obtenido su residencia permanente.

FRANCIA: TESTIMONIO

Vivíamos en el área de la bahía de California, Estados Unidos. Tanto mi esposa como yo estábamos cercanos a la edad de la jubilación, así que habíamos estado buscando un lugar que nos proporcionara paz y tranquilidad una temporada. Hemos viajado mucho por Europa, que es mi continente favorito. Gozamos de buena forma y seguimos siendo físicamente activos, así que nos encantó especialmente Francia. No sólo ofrece paseos panorámicos y un relajante paisaje urbano, sino que también nos ofrece multitud de oportunidades para practicar senderismo, esquí y natación en regiones como los Alpes y los Pirineos. Mientras que mi esposa está profundamente enamorada de la escena gastronómica francesa, caracterizada por productos locales frescos y métodos innovadores, la arquitectura francesa me resulta igualmente fascinante.

La cultura detrás de un país tan maravilloso es lo que nos hizo volver con frecuencia. Sin embargo, con nuestros pasaportes americanos, sólo se nos permitía permanecer en Francia y en la Unión Europea durante 90 días cada 6 meses, lo que suponía un gran inconveniente, ya que siempre nos resultaba difícil dejar Francia atrás. Por lo tanto, venir a Europa cada vez se convirtió en un problema matemático mientras nos esforzábamos por calcular el tiempo que nos quedaba.

Fue tan agotador mentalmente que decidí buscar opciones que nos permitieran vivir en Francia a largo plazo, y fue entonces cuando encontramos a Inimex. Al principio estaba muy poco informado sobre la inmigración en Europa, y había perdido incontables horas en Internet buscando información relevante. Sin embargo, había un montón de explicaciones diferentes y políticas contradictorias, así que todavía no tenía ni idea. Inimex despejó todas mis confusiones en una hora de consulta privada con uno de sus expertos en inmigración de Francia. Fue especialmente efectivo porque no estaba tratando con páginas con un lenguaje frío y profesional, sino con un ser humano bien informado que se preocupaba por mi futuro.

Ahora armado con toda la información necesaria, acepté gustosamente trabajar con Inimex para preparar nuestros documentos necesarios para solicitar una visa de inmigrante. Gracias a su ayuda, nuestra visa llegó a mi mesa sorprendentemente rápido, sólo 10 días después de mi viaje al consulado de Francia en San Francisco.

Ambos estábamos extasiados cuando llegamos al sur de Francia como posibles inmigrantes, y rápidamente encontramos una hermosa casa adecuada para la jubilación. Habíamos estado observando la región durante un tiempo, ya que tiene sol todo el año y maravillosas montañas que mi esposa adora. Inimex nos ayudó a contactar con agente inmobiliario y tradujo todo lo necesario, ya que ninguno de nosotros habla o escribe suficiente francés. El equipo local en Francia incluso nos ayudó a encargarnos de las facturas de agua y electricidad, ¡todo de forma gratuita!

Lo más importante es que Inimex se aseguró de que estábamos listos para solicitar el permiso de residencia una vez que llegáramos, y obtuvimos nuestra residencia en Francia sin ningún problema. Creo que trabajar con Inimex nos ha quitado mucho peso de encima, ya que sus expertos son locales y tienen experiencia, que era exactamente lo que necesitábamos. Mi esposa y yo todavía estamos en la fase de un año de residencia, pero Inimex nos ha estado ayudando a renovarlo cada año. Hemos estado viajando por Europa mucho más a menudo que antes, descansando tranquilos porque nuestra residencia nos permitía viajar sin problemas cuando queríamos.

Los aeropuertos locales tienen conexiones convenientes con el resto del continente, a un precio sorprendentemente asequible. Honestamente, me siento como si ya estuviéramos en casa aquí en Francia. Los gastos de vida son especialmente bajos comparados con los de California, y el sistema de salud es asombroso. Mientras que en Estados Unidos pagábamos miles de dólares cada año para cubrir nuestro seguro médico, aquí sólo cuesta unos pocos cientos de euros, y podíamos disfrutar del servicio en inglés en toda Europa en nuestro programa de francés. Hice muchos amigos gracias a los programas locales que ayudan a los extranjeros a aprender francés y a apreciar la cultura francesa. A pocos minutos de nuestra casa, podemos unirnos al mercado de granjeros que se celebra tres veces por semana y que vende especialidades locales junto a un impresionante castillo medieval. Viñedos, senderos, lagos prístinos y adorables cafés se están convirtiendo rápidamente en una parte inseparable de nuestras vidas.

Con la ayuda de Inimex, logramos convertir nuestro sueño en realidad en medio año! Nos adaptamos a la vida francesa más rápido de lo que habíamos imaginado; hicimos más amigos en los últimos meses que nunca en California; estamos disfrutando de una vida de mayor calidad que antes; y ahora tenemos libertad ilimitada para saborear nuestro tiempo de jubilación. Retirarme en Francia se ha convertido en una inversión inestimable para mi familia.

FRANCIA: TESTIMONIO 

Somos una familia de cuatro personas que vive en Toronto, Canadá, y no somos los mayores fanáticos del frío invierno norteamericano. Tanto mi esposo como yo trabajamos remotamente en línea, por lo que no había razón para que nos sometiéramos a un solo lugar mientras trabajábamos. Podríamos vender en cualquier lugar con una conexión a Internet, así que ¿por qué no dejar que nuestros hijos experimenten más de este mundo? Los habíamos llevado a Europa muchas veces, y encontramos que la comida, el paisaje y la gente eran especialmente amigables y atractivos.

Así que mi marido y yo estaríamos encantados si pudiéramos trasladar nuestras raíces a Europa. Otra ventaja adicional es que no tendríamos que preocuparnos por escapar del horrible invierno en Ontario, ¡nunca!

Primero nos dirigimos a España, pero resultó bastante difícil, ya que se requería de una gran suma de dinero para invertir y obtener la residencia. Así pues, dirigimos nuestra atención a Francia. Nos reunimos con especialistas de Inimex en su oficina de Niza y nos proporcionaron exactamente lo que queríamos: seguridad y asistencia para un traslado rápido y sencillo a Francia. Primero lograron prepararnos el paquete completo necesario para obtener un visado francés, y lo tuvimos en nuestros pasaportes a sólo 2 semanas de haber presentado todo el material en el consulado francés en Toronto. La familia se movilizó rápidamente y se estableció en la región de la Costa Azul, donde Inimex nos ayudó a encontrar un hermoso apartamento a poca distancia del mar y a un paso de las imponentes montañas llenas de oportunidades para esquiar. Apenas 2 meses después de llegar a Francia, fuimos acompañados por profesionales de Inimex para ir a la oficina de inmigración de la prefectura.

Para mi sorpresa, logramos terminar el examen físico, realizar la entrevista y obtener nuestro sello de residencia en nuestros pasaportes, ¡todo el mismo día! Lo que fue más reconfortante fue el hecho de que nuestros dos hijos obtuvieron 5 años de residencia de una sola vez, mientras que mi esposo y yo simplemente necesitábamos renovarla cada año durante los 5 primeros años. Cuando renovamos nuestra residencia por primera vez con la ayuda de Inimex, obtuvimos la tarjeta de residencia con facilidad. Inmigrar a Francia resultó ser mucho más rápido y sencillo de lo que esperaba.

Ahora a la familia le va mejor que nunca en nuestro nuevo hogar. No sólo mantuvimos nuestras conexiones profesionales en Canadá, sino que mi esposo y yo también logramos expandir nuestros negocios en el mercado europeo gracias a nuestra conveniente ubicación. El barrio es 90% local, por lo que fue una gran oportunidad para ambas generaciones de la casa para mezclarse con la encantadora cultura francesa. El crimen es casi inaudito, y la comida es absolutamente deliciosa. Los fines de semana se programan con todo tipo de actividades, desde picnics en la playa hasta clases de esquí, y ocasionalmente viajes familiares a otra ciudad nueva de Europa.

Los niños van a una prestigiosa escuela privada, pero su alta calidad tiene un coste muy bajo: sólo pagamos 200 euros al mes. Las cuentas médicas también son más bajas, y todas las demás cuentas son establecidas por Inimex para que podamos centrarnos más en nuestra carrera. Sin la ayuda de estos expertos locales en la transición a nuestra nueva vida, creo que nuestro traslado a Francia sería tan confuso como nuestro intento por España. Puedo decir, sin duda, que nuestras vidas han mejorado drásticamente aquí en Francia, y todos en la familia están deseando un futuro cada vez mejor.

FRANCIA: NUESTRA MISIÓN

En Inimex nos dedicamos a brindarle la mejor asistencia para que su mudanza a Francia sea lo más sencilla posible. Nuestro equipo de abogados de inmigración especializados en Francia está siempre disponible para responder a cualquier pregunta que usted pueda tener para tomar una decisión con la mejor información, y le ayudarán a preparar todos los documentos necesarios para solicitar la visa apropiada en su país de origen.

Contamos con traductores jurados experimentados, que se asegurarán de que sus documentos estén listos para ser entregados a todas las agencias gubernamentales. Nuestro equipo local será el primero en darle la bienvenida cuando usted llegue a Francia. Con oficinas en París, Niza y Toulouse, servimos a toda la nación y estamos bien equipados para abordar cualquier posible adversidad durante su transición.

Los especialistas de Inimex lo acompañarán a usted y a su familia en cada paso en el proceso de inmigración, ya sea en la realización de su entrevista con los funcionarios, en la realización de exámenes médicos o en la obtención de su primer permiso de residencia en la oficina de la prefectura local. Además, los miembros de nuestro equipo también incluyen especialistas en bienes inmuebles que pueden ayudarle a elegir su casa perfecta, asesores en educación que pueden sugerir las mejores escuelas posible para sus hijos, y expertos médicos que pueden organizar un seguro médico apropiado para usted y su familia.

Inimex también realiza el seguimiento de cada cliente hasta el más mínimo detalle: gestión de viajes, recibos de luz, convalidación de licencias de conducir y cualquier otro asunto que se le presente. Estamos orgullosos de ofrecer el servicio más completo para que pueda empezar de la mejor manera su nueva vida en Francia.

Si tiene alguna pregunta, nuestra oficina en Francia le atenderá por teléfono, WhatsApp y Viber (+33-621-662-009) o por Skype (Linimex).

FRANCIA: VENTAJAS DEL PERMISO DE RESIDENCIA

Una vez finalizado el traslado a Francia, usted y los miembros de su familia obtendrán un primer permiso de residencia. Así podrá disfrutar de las siguientes ventajas:

    1. Entrada sin visado para todos los países del Acuerdo Schengen;
    2. Solicitud de visa acelerada y simplificada para los Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, y más;
    3. El mejor sistema de salud del mundo, reconocido por la Organización Mundial de la Salud;
    4. Francia tiene un sistema educativo excepcional: es prácticamente gratuito estudiar en campos que de otro modo serían caros, como la medicina, el derecho o la ingeniería;
    5. Un costo de vida relativamente bajo, como la vivienda, los gastos diarios y el transporte, especialmente en comparación con muchas áreas urbanas desarrolladas en todo el mundo;
    6. Infraestructura moderna: Francia cuenta con un sistema de transporte público líder en el mundo que incluye el tren bala TGV, excelentes condiciones de carretera, Internet de alta velocidad y mucho más;
    7. Una cultura acogedora: Francia es muy tolerante con los inmigrantes, sea cual sea su procedencia. Existen programas especiales que le ayudan a integrarse a un coste mínimo;
    8. Una base migratoria diversa: seguramente encontrará a otras personas de su país de origen para que nunca se sienta solo. Siempre encontrará restaurantes y supermercados que ofrezcan las comodidades que necesite;
    9. Disfrutará de una perspectiva local sobre el mundialmente famoso vino, queso, gastronomía y la escena gastronómica francesa en general;
    10. Clima confortable: si le gustan los cambios, Francia tiene divisiones claras de las cuatro estaciones; y si disfruta del sol, el sur ofrece más de 300 días de sol al año;
    11. Regalos naturales: de las playas mediterráneas a los Alpes nevados, usted encontrará lo que desee en la naturaleza francesa;
    12. La posición geográfica central de Francia significa que usted puede viajar al resto de Europa a precios asequibles, además, Francia tiene algunas de las tarifas aéreas más bajas hacia América del Norte, África y Asia.

FRANCIA: CONDICIONES

Para satisfacer las condiciones descritas por las leyes de inmigración francesas como un solicitante individual con un alto poder adquisitivo, usted debe cumplir con los siguientes requisitos:

1. Disponer de los fondos suficientes para su manutención en Francia;
2. Deberá obtener una dirección en Francia (Inimex puede ayudarle a comprar o alquilar su primera vivienda francesa);
3. No trabajar en Francia.

FRANCIA: FAMILIA

Su cónyuge e hijos menores de 18 años están incluidos en su solicitud y obtendrán el mismo estatus migratorio y el mismo permiso de residencia.

FRANCIA: LEGISLACIÓN

En Inimex, cumplimos estrictamente con las leyes de inmigración francesas para realizar todos nuestros procedimientos. Si desea saber más sobre los detalles de las leyes que regulan la inmigración de personas adineradas, consulte los siguientes códigos: Code de l’entrée et du séjour des étrangers et du droit d’asile: articles L.313-6, R.313-6, L.315-1.

FRANCIA: CIUDADANÍA

Si desea obtener la nacionalidad francesa, Inimex Inc. le asistirá paso a paso en el proceso de obtención de la misma.

Hay varias maneras de obtener la nacionalidad francesa. Sin embargo, por norma general, puede solicitar la nacionalidad francesa si ha residido en el país durante al menos 5 años. También puede obtenerse por matrimonio, adquisición o nacimiento en las condiciones establecidas por la ley.

FRANCIA: DOCUMENTOS

Aquí le proporcionamos una lista de la documentación necesaria para trasladarse a Francia como persona adinerada. Tenga en cuenta, sin embargo, que los documentos necesarios no pueden limitarse a estos artículos, ya que personalizamos la base de casos de cada cliente en función de la situación y las demandas. Inimex está aquí para ayudarle en caso de que necesite ciertos documentos, como el registro de una escuela francesa para sus hijos, o una dirección en Francia.

    1. Pasaporte y DNI (copia de su(s) página(s) de identificación);
    2. Certificado(s) de nacimiento y/o matrimonio (si corresponde);
    3. Diploma(s) (si procede);
    4. Seguro de enfermedad a todo riesgo en territorio francés;
    5. Documentos que demuestren recursos financieros suficientes para vivir en Francia, tales como una carta de referencia del banco, prueba de ingresos profesionales o empresariales, prueba de pensión, etc;
    6. Libro de vacunación (para niños menores de 16 años);
    7. Certificado escolar (para niños menores de 16 años);
    8. Inscripción de su hijo en una escuela francesa;
    9. Carta de motivación;
    10. Una escritura de propiedad o un contrato de arrendamiento de una casa o apartamento en Francia;
    11. Una carta firmada confirmando que no trabajará en Francia durante su estancia;
    12. Certificado de antecedentes penales.

FRANCIA: PROCESO

Este es el procedimiento que usted seguirá hasta la adquisición final de la ciudadanía francesa Inimex. Tenga en cuenta, sin embargo, que a veces el proceso puede cambiar debido a la política, la ley, la situación familiar y otras razones, por lo que esta lista es sólo para su referencia.

    1. Le ofrecemos un asesoramiento completo sobre: el proceso de inmigración a Francia, los procedimientos para obtener un permiso de residencia, las cuestiones relacionadas con la educación, los seguros, la integración, la asistencia sanitaria, la administración y otros aspectos relacionados con su traslado a Francia;
    2. Deberá preparar y formalizar todos los documentos necesarios y hacérnoslos llegar;
    3. Nuestros traductores jurados traducirán todos los documentos al francés;
    4. Deberá venir a Francia para abrir una cuenta bancaria y alquilar/comprar una propiedad, o, si no puede venir a Francia, podemos representarle como apoderado;
    5. Le ayudaremos a contratar un seguro médico integral francés;
    6. Preparamos su expediente de inmigración y solicitaremos un visado ante las autoridades francesas competentes;
    7. La visa será entregada por un servicio consular pocas semanas después;
    8. Al llegar a Francia y se acude a la OFII (Office Française de l’immigration et de l’intégration), donde se obtiene un permiso de residencia – prueba de tu estatus de residencia legal en Francia. Sus hijos menores de 18 años obtienen una tarjeta válida por cinco (5) años;
    9. Durante el primer año en Francia puede cambiar su permiso de conducir por uno francés;
    10. Sus cinco (5) primeros permisos de residencia son válidos por un (1) año, renevables anualmente;
    11. Le ayudamos a solicitar una tarjeta de residencia permanente, válida durante diez (10) años, una vez que haya vivido en Francia durante al menos cinco (5) años;
    12. Por último, le ayudaremos a solicitar la ciudadanía francesa una vez que haya obtenido su residencia permanente.

FRANCIA: TESTIMONIO

Vivíamos en el área de la bahía de California, Estados Unidos. Tanto mi esposa como yo estábamos cercanos a la edad de la jubilación, así que habíamos estado buscando un lugar que nos proporcionara paz y tranquilidad una temporada. Hemos viajado mucho por Europa, que es mi continente favorito. Gozamos de buena forma y seguimos siendo físicamente activos, así que nos encantó especialmente Francia. No sólo ofrece paseos panorámicos y un relajante paisaje urbano, sino que también nos ofrece multitud de oportunidades para practicar senderismo, esquí y natación en regiones como los Alpes y los Pirineos. Mientras que mi esposa está profundamente enamorada de la escena gastronómica francesa, caracterizada por productos locales frescos y métodos innovadores, la arquitectura francesa me resulta igualmente fascinante.

La cultura detrás de un país tan maravilloso es lo que nos hizo volver con frecuencia. Sin embargo, con nuestros pasaportes americanos, sólo se nos permitía permanecer en Francia y en la Unión Europea durante 90 días cada 6 meses, lo que suponía un gran inconveniente, ya que siempre nos resultaba difícil dejar Francia atrás. Por lo tanto, venir a Europa cada vez se convirtió en un problema matemático mientras nos esforzábamos por calcular el tiempo que nos quedaba.

Fue tan agotador mentalmente que decidí buscar opciones que nos permitieran vivir en Francia a largo plazo, y fue entonces cuando encontramos a Inimex. Al principio estaba muy poco informado sobre la inmigración en Europa, y había perdido incontables horas en Internet buscando información relevante. Sin embargo, había un montón de explicaciones diferentes y políticas contradictorias, así que todavía no tenía ni idea. Inimex despejó todas mis confusiones en una hora de consulta privada con uno de sus expertos en inmigración de Francia. Fue especialmente efectivo porque no estaba tratando con páginas con un lenguaje frío y profesional, sino con un ser humano bien informado que se preocupaba por mi futuro.

Ahora armado con toda la información necesaria, acepté gustosamente trabajar con Inimex para preparar nuestros documentos necesarios para solicitar una visa de inmigrante. Gracias a su ayuda, nuestra visa llegó a mi mesa sorprendentemente rápido, sólo 10 días después de mi viaje al consulado de Francia en San Francisco.

Ambos estábamos extasiados cuando llegamos al sur de Francia como posibles inmigrantes, y rápidamente encontramos una hermosa casa adecuada para la jubilación. Habíamos estado observando la región durante un tiempo, ya que tiene sol todo el año y maravillosas montañas que mi esposa adora. Inimex nos ayudó a contactar con agente inmobiliario y tradujo todo lo necesario, ya que ninguno de nosotros habla o escribe suficiente francés. El equipo local en Francia incluso nos ayudó a encargarnos de las facturas de agua y electricidad, ¡todo de forma gratuita!

Lo más importante es que Inimex se aseguró de que estábamos listos para solicitar el permiso de residencia una vez que llegáramos, y obtuvimos nuestra residencia en Francia sin ningún problema. Creo que trabajar con Inimex nos ha quitado mucho peso de encima, ya que sus expertos son locales y tienen experiencia, que era exactamente lo que necesitábamos. Mi esposa y yo todavía estamos en la fase de un año de residencia, pero Inimex nos ha estado ayudando a renovarlo cada año. Hemos estado viajando por Europa mucho más a menudo que antes, descansando tranquilos porque nuestra residencia nos permitía viajar sin problemas cuando queríamos.

Los aeropuertos locales tienen conexiones convenientes con el resto del continente, a un precio sorprendentemente asequible. Honestamente, me siento como si ya estuviéramos en casa aquí en Francia. Los gastos de vida son especialmente bajos comparados con los de California, y el sistema de salud es asombroso. Mientras que en Estados Unidos pagábamos miles de dólares cada año para cubrir nuestro seguro médico, aquí sólo cuesta unos pocos cientos de euros, y podíamos disfrutar del servicio en inglés en toda Europa en nuestro programa de francés. Hice muchos amigos gracias a los programas locales que ayudan a los extranjeros a aprender francés y a apreciar la cultura francesa. A pocos minutos de nuestra casa, podemos unirnos al mercado de granjeros que se celebra tres veces por semana y que vende especialidades locales junto a un impresionante castillo medieval. Viñedos, senderos, lagos prístinos y adorables cafés se están convirtiendo rápidamente en una parte inseparable de nuestras vidas.

Con la ayuda de Inimex, logramos convertir nuestro sueño en realidad en medio año! Nos adaptamos a la vida francesa más rápido de lo que habíamos imaginado; hicimos más amigos en los últimos meses que nunca en California; estamos disfrutando de una vida de mayor calidad que antes; y ahora tenemos libertad ilimitada para saborear nuestro tiempo de jubilación. Retirarme en Francia se ha convertido en una inversión inestimable para mi familia.

FRANCIA: TESTIMONIO 

Somos una familia de cuatro personas que vive en Toronto, Canadá, y no somos los mayores fanáticos del frío invierno norteamericano. Tanto mi esposo como yo trabajamos remotamente en línea, por lo que no había razón para que nos sometiéramos a un solo lugar mientras trabajábamos. Podríamos vender en cualquier lugar con una conexión a Internet, así que ¿por qué no dejar que nuestros hijos experimenten más de este mundo? Los habíamos llevado a Europa muchas veces, y encontramos que la comida, el paisaje y la gente eran especialmente amigables y atractivos.

Así que mi marido y yo estaríamos encantados si pudiéramos trasladar nuestras raíces a Europa. Otra ventaja adicional es que no tendríamos que preocuparnos por escapar del horrible invierno en Ontario, ¡nunca!

Primero nos dirigimos a España, pero resultó bastante difícil, ya que se requería de una gran suma de dinero para invertir y obtener la residencia. Así pues, dirigimos nuestra atención a Francia. Nos reunimos con especialistas de Inimex en su oficina de Niza y nos proporcionaron exactamente lo que queríamos: seguridad y asistencia para un traslado rápido y sencillo a Francia. Primero lograron prepararnos el paquete completo necesario para obtener un visado francés, y lo tuvimos en nuestros pasaportes a sólo 2 semanas de haber presentado todo el material en el consulado francés en Toronto. La familia se movilizó rápidamente y se estableció en la región de la Costa Azul, donde Inimex nos ayudó a encontrar un hermoso apartamento a poca distancia del mar y a un paso de las imponentes montañas llenas de oportunidades para esquiar. Apenas 2 meses después de llegar a Francia, fuimos acompañados por profesionales de Inimex para ir a la oficina de inmigración de la prefectura.

Para mi sorpresa, logramos terminar el examen físico, realizar la entrevista y obtener nuestro sello de residencia en nuestros pasaportes, ¡todo el mismo día! Lo que fue más reconfortante fue el hecho de que nuestros dos hijos obtuvieron 5 años de residencia de una sola vez, mientras que mi esposo y yo simplemente necesitábamos renovarla cada año durante los 5 primeros años. Cuando renovamos nuestra residencia por primera vez con la ayuda de Inimex, obtuvimos la tarjeta de residencia con facilidad. Inmigrar a Francia resultó ser mucho más rápido y sencillo de lo que esperaba.

Ahora a la familia le va mejor que nunca en nuestro nuevo hogar. No sólo mantuvimos nuestras conexiones profesionales en Canadá, sino que mi esposo y yo también logramos expandir nuestros negocios en el mercado europeo gracias a nuestra conveniente ubicación. El barrio es 90% local, por lo que fue una gran oportunidad para ambas generaciones de la casa para mezclarse con la encantadora cultura francesa. El crimen es casi inaudito, y la comida es absolutamente deliciosa. Los fines de semana se programan con todo tipo de actividades, desde picnics en la playa hasta clases de esquí, y ocasionalmente viajes familiares a otra ciudad nueva de Europa.

Los niños van a una prestigiosa escuela privada, pero su alta calidad tiene un coste muy bajo: sólo pagamos 200 euros al mes. Las cuentas médicas también son más bajas, y todas las demás cuentas son establecidas por Inimex para que podamos centrarnos más en nuestra carrera. Sin la ayuda de estos expertos locales en la transición a nuestra nueva vida, creo que nuestro traslado a Francia sería tan confuso como nuestro intento por España. Puedo decir, sin duda, que nuestras vidas han mejorado drásticamente aquí en Francia, y todos en la familia están deseando un futuro cada vez mejor.